¿QUÉ PASA SI ME OLVIDO DE PRESENTAR LA DECLARACIÓN DEL I.V.A?

¿QUÉ PASA SI ME OLVIDO DE PRESENTAR LA DECLARACIÓN DEL I.V.A?

 

 

En primer lugar nosotros, como contribuyentes tenemos muchas obligaciones formales, la Agencia Tributaria nos carga de obligaciones formales, es decir, estamos obligados entregar papeles, documentos, modelos, tenemos la obligación de informar continuamente.

Para empezar a hablar de qué pasa si no presento una declaración nos vemos obligados a definir las obligaciones formales.

 

OBLIGACIONES FORMALES

¿Cómo define la ley lo que son las obligaciones formales y cuáles serían éstas?

“Son obligaciones tributarias formales las que, sin tener carácter pecuniario, son impuestas por la normativa tributaria o aduanera a los obligados tributarios, deudores o no del tributo, y cuyo cumplimiento está relacionado con el desarrollo de actuaciones o procedimientos tributarios o aduaneros”

¿Cuáles son estas obligaciones formales? Solamente citaros alguna del artículo 29 de la Ley General Tributaria:

“a) La obligación de presentar declaraciones censales por las personas o entidades que desarrollen o vayan a desarrollar en territorio español actividades u operaciones empresariales y profesionales o satisfagan rendimientos sujetos a retención.

  1. b) La obligación de solicitar y utilizar el número de identificación fiscal en sus relaciones de naturaleza o con trascendencia tributaria.
  2. c) La obligación de presentar declaraciones, autoliquidaciones y comunicaciones.”

Aprovecho para Definición de autoliquidación según el artículo 120 de La LGT “Las autoliquidaciones son declaraciones en las que los obligados tributarios, además de comunicar a la Administración los datos necesarios para la liquidación del tributo y otros de contenido informativo, realizan por sí mismos las operaciones de calificación y cuantificación necesarias para determinar e ingresar el importe de la deuda tributaria o, en su caso, determinar la cantidad que resulte a devolver o a compensar”.

Y como tenemos obligación de informarla, si volvemos a nuestro caso, aquí lo que quiere Hacienda es que la informemos, tanto si el resultado ha sido a ingresar, como si el resultado ha sido a devolver, como si el resultado es 0.

 

 

NO PRESENTAR AUTOLIQUIDACION I.V.A

Dicho esto, supongamos que me he ido de vacaciones y vuelvo el 21 de Julio y me doy cuenta de que me he olvidado de presentar el modelo 303 (IVA trimestral) correspondiente al impuesto del valor añadido del 2 trimestre (que comprende a los meses abril, mayo y junio). Como sabéis, como norma general el IVA se entrega trimestralmente el 30 de enero, el 20 de abril, el 20 de julio y el 20 de octubre.

¿Qué hago? Sin duda entregarlo, (y como decimos en Mallorca ya podemos correr), porque para Hacienda y, esto es importante, no es lo mismo si te lo tiene que pedir a que voluntariamente le entregues la declaración, (no es lo mismo que un amigo te deba algo,  te venga y te lo de, a que tú se lo tengas que pedir).

Es decir, Hacienda hace una distinción entre lo que se llama sin requerimiento (me lo das sin que te lo haya solicitado) o con requerimiento (me lo debes y te lo tengo que solicitar, te tengo que avisar de una irregularidad). SIN REQUERIMIENTO PREVIO Y CON REQUERIMIENTO PREVIO. Y también hace una segunda distinción, dependiendo del resultado de la autoliquidación, es decir, si ha salido a ingresar o ha salido a devolver, es decir, si hay dinerito de por medio o no.

 

ESCENARIOS:

Primer caso: sin requerimiento previo y con resultado a ingresar:

En este caso, hacienda no me avisa porque que yo me doy cuenta antes, y el mismo día 21, siguiendo el ejemplo mencionado, le entrego la autoliquidación  ¿qué pasa aquí?

Ojo, aquí estamos hablando de que se me ha olvidado presentar la declaración, con independencia de que haya efectuado el ingreso o no, de la deuda tributaria.

Hacienda establece plazos por declaración extemporánea sin requerimiento previo. Hay que compensar el daño producido al haberla perjudicado. El temas es cuan tarde hemos entregado la declaración.

Si lo presentamos con un retraso de hasta tres meses, nos exige un recargo del 5%, si lo entregamos de 3 a 6 meses un recargo del 10%, si lo entregamos de 6 a 12 meses nos pide un recargo del 15% y, si supera el año nos exige el 20% más intereses de demora.

El objetivo de este interés de demora es disuadir a los contribuyentes de su morosidad en el pago de las deudas tributarias e indemnizar a la administración por el coste financiero que a este supone la no disposición a tiempo de cantidades dinerarias que le son legalmente debidas. Dichos intereses de demora se calcularán por el periodo transcurrido desde el día siguiente al término de los 12 meses hasta el momento en que se presente la autoliquidación o declaración.

Entonces si lo entregamos el mismo día 21 sin que hacienda nos lo haya tenido que solicitar estamos hablando de un recargo  POR DECLARACION EXTEMPORANEA SIN REQUERIMIENTO PREVIO del 5% ¿sobre qué? Sobre la  cantidad a ingresar resultante de la autoliquidación.

Segundo caso: sin requerimiento previo con resultado a compensar o 0.

Pero y si, en mi autoliquidación me salía a compensar, o a cero, estamos hablando de una  sanción,  LGT en su artículo 198 la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 100 euros.

 

Tercer caso: con requerimiento previo con resultado a ingresar

¿Y si no me doy cuenta y hacienda me requiere? Recibo una notificación solicitándome el modelo, la infracción tributaria prevista en este artículo (191) por dejar de ingresar en plazo, será leve, grave o muy grave de acuerdo con una serie de factores.

La base de la sanción será la cuantía de la liquidación cuando no se hubiera presentado declaración.

Estamos  hablando de sanciones que oscilan entre el 50% y el 150%.

 

Cuarto caso: con requerimiento previo con resultado a devolver (negativa)

Si no tuviera perjuicio económico la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 200 euros (art. 198 LGT).

 

 

CONCLUSION:

Por lo tanto, mis queridos contribuyentes, no es lo mismo que hacienda te la pida a que se lo des y no es lo mismo pagar un 5% de recargo que pagar una sanción del  150%. No solo no es lo mismo sino que hay mucha diferencia.